¿De qué se trata el fog computing o computación en la niebla?

El término de cloud computing o “computación en la nube” ya es más que común en la actualidad. El concepto se refiere a la utilización de servidores remotos que se encuentran conectados o enlazados a la Red, con el fin de ofrecer servicios informáticos por medio de diversos puntos de internet a cambio de concentrarlos o agruparlos en una sola máquina. A estos servicios se les conoce actualmente como “servicios en la nube”.

Cuando se trata de trazar diagramas de red, esta clase de conexiones se representa generalmente al interior de una nube con el propósito de señalar la distancia física o de que se trata de una conexión que no es directa, por lo que la imagen de la nube ha terminado imponiéndose con el fin de acuñar el término o expresión.

Por su parte la “fog computing” o computación en la niebla, retiene algunos de los mencionados conceptos de “cloud computing” aunque aplicándolos a un entorno local de procesamiento, no a la nube.

fog computing

En la actualidad existen más de 5,000 millones de obketos que interactúan en el Internet de las cosas o IoT

A medida que utilizamos más y más elementos inteligentes, estos irán recopilando datos e información de nuestras actividades que colgarán en la Red para posteriormente usarlos a nuestro favor.

Esto es lo que en el mundo actual se llama IoT (Internet of Things) o Internet de las cosas, y en el momento tiene gran presencia en nuestra vida diaria. De hecho, de conformidad con datos de la compañía consultora Gartner, existen ya más de cinco mil millones de objetos que actualmente se conectan al internet.

Hoy en día, gran parte de estos dispositivos inteligentes se conectan en la nube a través de un servidor central, sin embargo, en el futuro tendrán la capacidad de interactuar entre sí para analizar e interpretar la información recogida, esto es la “computación en la niebla” o “fog computing”.

Las compañías de electrónicos de consumo como las de equipos de red ya han iniciado sus exploraciones sobre las posibilidades que puede ofrecer la fog computing de cara al futuro

En vez de tener una dependencia de un servidor principal, estos servicios pueden ayudar para almacenar datos sin requerir una conexión en red, lo que reduce ostensiblemente el tiempo de respuesta e incrementará la seguridad por parte del usuario.

fog-computing-computacion-niebla-3

Por ejemplo, una cerradura de nuestra oficina podrá dar la señal a las bombillas para que se enciendan cuando ingresemos, sin tener que pasar por un servidor que tenga un control de todo. Las compañías de electrónicos de consumo como las de equipos de red ya han iniciado sus exploraciones e investigaciones en cuanto a las posibilidades y alternativas que les puede ofrecer el fog computing de cara al futuro.

Escribe un comentario