Científicos descubren “por accidente” cómo alargar la vida de las baterías

Científicos han descubierto una tecnología que podría, potencialmente, hacer que las baterías duren cientos de miles de ciclos de recarga, en lugar de solo cientos. Las baterías de smartphones empiezan a presentar fallos después de demasiadas recargas, por lo que esta nueva tecnología, podría alargar por mucho su ciclo de vida y obtener así un mejor rendimiento de los dispositivos.

Científicos de la Universidad de California se encontraron con la tecnología que podría producir baterías que pueden ser recargadas cientos de miles de veces sin ninguna pérdida en su capacidad de almacenamiento de energía.

Su descubrimiento “fortuito”, el cual fue publicado recientemente en ACS Energy, se dio cuando investigaban cómo poder hacer menos frágil y delicada la tecnología de los nanocables. Los científicos, han estado investigando durante un buen tiempo el potencial de la tecnología de los nanocables para mejoras en la vida de las baterías; los cables son extremadamente finos, más finos que un cabello humano, pero excelentes a la hora de soportar las cargas eléctricas.

cientificos-descubren-alargar-vida-baterias-2

La poca longevidad es un problema de gran relevancia en las baterías modernas

Y cuando se trata de la tecnología actual de las baterías, la mala longevidad ya es un problema importante. Un nuevo Smartphone puede mantener la carga durante el día y aún le queda suficiente al terminarlo, pero después de 200 recargas, puede ser que necesite ser recargado en caso de que se necesite salir en la noche. Sin embargo, después de 2000 recargas, el dispositivo tendrá que estarse cargando casi que constantemente ya que la batería se encontraría casi que completamente desgastada.

Por ejemplo, la batería ion litio típica del iPhone se desintegra después de aproximadamente 300-400 ciclos de recargas, después de los cuales solo permitirá un 80% de carga completa, lo que, en la actualidad, al no tener ese 20% restante, resulta fatal para las necesidades de los usuarios.

Esta nueva tecnología utiliza un nanocable de oro, no más grueso que una bacteria, recubierto en óxido de manganeso y después protegido por una capa de gel de electrolito. El gel interactúa con el recubrimiento de óxido metálico para evitar la corrosión. Cuanto más largo sea el cable y el área de la superficie, más carga puede contener.

El uso de partículas de oro podría ocasionar un alto coste en la tecnología, sin embargo, podría reemplazarse con níquel que resulta ser un metal más común

Desde hace años, otros investigadores han estado experimentando con nanocables, pero la introducción del gel protector es lo que separa el trabajo de la Universidad de California del resto de las investigaciones.

cientificos-descubren-alargar-vida-baterias

A pesar de que cantidades minúsculas de oro están siendo utilizadas en el experimento, ello podría provocar que el proceso de fabricación de estas nuevas baterías sea costosa, pero en caso de que llegue a tener éxito, se puede reemplazar el oro por un metal más común, como el níquel.

Escribe un comentario