Carne de pollo producida en un laboratorio a partir de cultivos celulares

Puede que te sorprenda la noticia tanto como a nosotros, o quizás estás entusiasmado con la idea de poder comer pollo que no proceda de un animal que ha sido condenado. No sabemos desde qué aspecto te verás sorprendido por la noticia. Lo que sí sabemos es que es impactante saber que podemos comer carne que ha sido producida en un laboratorio.

By Memphis Meats

Es toda una revolución, porque si lo piensas, noticias de este calibre son las que pueden llegar a replantearnos cómo será todo dentro de 100 años, o quizás sólo dentro de 50 y con un poco de suerte, seguiremos aquí para verlo.

Bien, pues vamos a ver en qué consisten estas carnes creadas en el laboratorio a partir de cultivos celulares. Todo comienza extrayendo una pequeña cantidad de tejido muscular a un animal. Este tejido, se introduce en el laboratorio y se cultiva en unas condiciones adecuadas para su desarrollo. De tal forma que al cabo de un tiempo es posible recolectarla y convertirla en una salchicha, una albóndiga o una hamburguesa.

¿Probarías la carne de pollo producida en laboratorio?

Esta idea nace debido a la preocupación de las personas que aman la carne pero que a la misma vez repudian la idea convencional de producción de la carne. Como todos sabemos, la producción de carne tiene efectos devastadores sobre el medio ambiente y pone en entredicho el bienestar de los animales. Así que los creadores de esta idea buscaron una manera mejor de alimentar al mundo.

By memphis Meats

La empresa que quiere comercializar estos productos se llama “Memphis Meats”. Y su objetivo es claro: quieren cambiar la forma en la que la carne llega a nuestros platos. Su método de producción requiere un 90% menos de emisiones de gases de efecto invernadero, de tierra y de agua que la producción de carne convencional. Por lo que se vende como un método más respetuoso con el medio ambiente y los animales.

Pero es que no se queda aquí la cosa, porque ya han comenzado los estudios de palatabilidad y los responsables de las catas afirman que sabe a lo que es: pollo. Así que solo nos quedara esperar para ver si algun día llegamos a probar esta carne de pollo producida en el laboratorio a partir de cultivos celulares. Estamos impacientes.

Escribe un comentario